La segunda parábola ya es papel

guermantes21.jpgYa tengo conmigo la antología. En papel. Papel y letras. Me lo ha traído Julio a media mañana, me ha traído un libro y lo he ojeado rápido. Brilla un poco. Cuando lo inclinas hacia los lados se reflejan los hombrecitos de la portada en los cristales. Huele bien. Lo he abierto y olía bien. No tenía tiempo de mirarlo con calma, a media mañana uno nunca tiene tiempo de mirar nada con calma. Pero sí por las tardes, por las tardes hay tiempo. Me he sentado en la terraza óen el suelo, bien cómoda sobre la alfombra de césped verde, sobre mi cabeza el cielo lleno de golondrinas velocesó y lo he mirado con calma. He pasado hoja a hoja perfilando a mis compañeros parabólicos. Y me he leído mis cuentos óque cierran el libro, como siempre mi apellido cierra las puertasó y están tan bien ahí impresos que parecen tener vida propia. Ya no son míos. Están vivos y salen al mundo a defenderse solitos. Qué gusto desprenderse de ellos.
En breve leeré a mis compañeros parabólicos, y podré comentar algo más perfilado del libro, porque estoy en muy buena compañía, no me cabe duda. Pero, como dijo Juan Carlos Márquez hace poco óde la generación de la primera parábola, por ciertoó comentando una buena novela: primero vienen las emociones y después vienen los porqués.
Está aquí la segunda parábola. Ya era hora, sí señor. En breve más noticias sobre la presentación, que será el martes 24 de mayo en La Casa Encendida. Ahora vamos a dejar que arda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>