Nocturnidades

Y entonces me preguntó si mis textos, esos que escribía en medio de la noche y le enviaba de madrugada, querían decir algo. De qué eran metáforas. Algo querrán decir, pensé, e intenté recordarlos (sin éxito). Tu suerte es que no tienen nada que ver con la idea con la que me siento a escribirlos. Escritos desde la idea no serían honestos. Así, de improviso, tienen más de operación a corazón abierto. Están vivos.

Los comentarios están cerrados.