de la tradición oral budista, Cólera y Envidia

Se cuenta que esto sucedió en la India antigua, en una familia en que la suegra envidiaba a la nuera y siempre estaba buscando bronca. Un día en que la nuera estaba cociendo arroz, la suegra se encolerizó contra ella, sin verdadera razón. La nuera pareció no prestar atención pero de pronto se le vio sacar del fuego un trozo de leña ardiendo y lo lanzó violentamente contra una oveja que se encontraba cerca de allí. La oveja cuya lana se prendió huyó balando y se fue derecha contra una pila de heno que también empezó a arder en un instante.


Como el viento era muy fuerte, el fuego se extendió rápidamente hasta el establo de los elefantes del rey, y tales animales sorprendidos rompieron las paredes y escaparon hasta el país vecino. Se dice además, que estos animales guardaron en su memoria un gran rencor contra toda la población de su país de origen, y cada vez que se encontraban con nativos de esa región, les pisoteaban rabiosamente.
De esta forma fue declarada la guerra entre los dos países, una guerra que duró diez años. Así que por la cólera de una mujer, suscitada por la envidia de otra, fueron engendrados muchos años de guerra y violencia.

Los comentarios están cerrados.