El bailarín del sombrero de oro

En El hilo azul se recogen muchos artículos de Martín Garzo. Hace años alguien me pasó un artículo que se titulaba “Dibujar una cig¸eña”, creo que fue casi lo primero (o lo segundo) que leía sobre estos temas, creo recordar que circulaba por La lista de aquel entonces. Hace poco tropecé sin querer con este libro y lo compré sin abrirlo solo al comprobar que estaba ese artículo incluido. La edición corre a cargo de Mariángeles Fernández,y supongo por alusiones que es una re-edición de un libro publicado en 2001; lo importante es que se puede conseguir muy fácilmente.
El primer artículo, a modo de prólogo, habla de ese bailarín del sombrero de oro, y dice que escribir no es otra cosa que convocarle. Ese “dichoso jorobado berlinés”, al que también nombró Rosa Chacel y que tan bien recuerda Martín Garzo: “escribir es el deseo de irse por los tejados”. Y ese bailarín es el Carboncito del que habla Javier Sagarna en aquel prólogo de hace años —que me hizo apuntarme al primer taller—, y esos tejados son sin duda los mismos que los que aparecieron en otro prólogo, año después, en un libro de la Escuela —y que debieron salir de algún lugar escondido que tenemos todos dentro—.
Así que cómo no voy a disfrutar de este libro. Dejo algunos fragmentos del prólogo, del primer artículo, el de ese bailarín del sombrero, tan travieso como escurridizo. Y de tan vivo, insustancial.

Además, por desgracia, apenas recuerdo lo que leo. Sé reconocer al instante los libros que me importan, pero será precisamente en esos casos cuando más costoso me resulte hablar de ellos, tal vez porque, como dejó dicho el último Barthes, nada es más difícil que hablar de lo que amamos. […] A pesar de todo, no suele ser eso, cómo están escritos, lo que más me preocupa, sino desde dónde lo hice. Creo que esa pregunta por el lugar desde el que se escribe es la pregunta esencial de la literatura. […]

Encontrar ese lugar desde el que las cosas se ven mejor es la búsqueda del escritor. En un breve apólogo jasídico, un rabí dijo: “en cada uno hay algo precioso que no existe en nadie más”.
[…]
Por eso, cuando gracias al empeño de Ana Rosa Semprún en 2001 estos artículos se convirtieron en libro, me hubiera gustado que la frase de Thomas Parke d¥Invilliers que dice: “Pone el sombrero dorado, si eso ha de conmoverla; si eres capaz de saltar muy alto, hazlo también por ella, hasta que exclame: ¡Enamorado saltarín, enamorado del sombrero de oro, tendrás que ser mío!” fuera la cita del libro, pero Scott Fitzgerald se me había adelantado colocándola como preámbulo de su novela El gran Gatsby. Bueno, en realidad era allí donde la había leído. Creo que el bailarín del sombrero de oro es uno de los innumerables nombres del jorobado de Benjain, y que escribir no es otra cosa que tratar de convocarle. Pero, ¿por qué tendríamos qu ehacerlo? Eso es lo extraño: puede que venga a hacernos la vida imposible y, sin embargo, le seguimos llamando. Es loq ue nos pasa con los niños, los animales, los seres del otro sexo: que nos empeñamos en llevarles a nuestra casa y, a parti de ese instante, todo son maravillosas catástrofes. No me pregunten porqué lo hacemos. En mi opinión hay dos tipos de personas, las que dejan fácilmente su infancia atrás y las que no pueden hacerlo nunca. El segundo grupo siempre anda detrás del dichoso jorobado berlinés. Rosa Chacel lo dijo de una forma memorable: escribir es el deseo de irse por los tejados.
[…]

3 pensamientos sobre “El bailarín del sombrero de oro

  1. Encontré este sitio por casualidad y, qué sorpresa… qué de palabritas estupendas para los oídos de alguien que ama escribir, enlazando con “aquel prólogo” y “libro de la escuela” las golosinas se desplegaron en cantidades. Voy a seguir paseando por sus entradas y, ya lo coloco en favoritos.
    Saludos desde Vicente López.

  2. ¡No sabía que existía ese libro! La única recopilación de artículos de GMG es “El libro de los encargos” y no están todos los artículos que tecleé (eran de antes de que existiera El País digital)y que aún tengo en formato Word o *.txt en el disco duro… En cuanto baje a Madrid me lo compro :-)

Responder a Irene Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>