Ensenada

El tiempo hace que los viejos amigos sigan con la gorra puesta y toquen la batería en grupos de rock. ¿Dónde quedaron las flores robadas? En el local de madera hay una ristra de ajos en la puerta, una cuerda en el techo para colgar a un pirata y un enorme cangrejo de cartón piedra. Extraña combinación. Iremos a festejar hasta que el mundo esté mejor. Y siga amaneciendo, a las cinco de la mañana, y estemos las dos contentas de nuevo, y sigamos manejando por las calles empedradas y sin poder abrir la puerta de la casa blanca. En las noches lindas siempre amanece temprano, se roban paquetes de chicle o cigarrillos, y el hielo se acaba siempre derritiendo sin que te des cuenta.

Los comentarios están cerrados.