Un buen final de una buena voz en off

Ambas cosas son complicadas, más aún si se quieren dar juntas. En American Beauty lo consigue, o al menos se quedan muy cerca.

Supongo que podría estar bastante cabreado con lo que me pasó, pero cuesta seguir enfadado cuando hay tanta belleza en el mundo. A veces siento como si la contemplase toda a la vez, y me abruma, mi corazón se hincha como un globo que está a punto de estallar. Pero recuerdo que debo relajarme y no aferrarme demasiado a ella. Y entonces fluye delante de mí como la lluvia, y no siento otra cosa que gratitud, por cada instante de mi estúpida e insignificante vida.


Los comentarios están cerrados.