Pequeños encuentros

Mamá ha vuelto de Argentina. La casa está limpia y las plantas regadas -solo con el agua que les hace falta, ni una gota más. Volvemos a coincidir en los pasillos de la casa. Cuando nos cruzamos aprovechamos para comunicar en voz alta pequeños problemas. Ella dice cosas como: «No encuentro la camisa azul». Yo le contesto otras como: «No tengo conexión a Internet». Y seguimos cada una con lo que estábamos haciendo.

Los comentarios están cerrados.