Soledad comparada 3

Un hombre de mediana edad está sentado en la cabecera de una mesa enorme, de madera, en un salón de muchos metros cuadrados. El salón está decorado con muebles antiguos, cuadros realistas, todo muy barroco y lujoso a la vez. En el centro de la mesa hay dos candelabros, el resto de la mesa está vacía, a excepción de una copa de vino que aún no ha probado. Todas las sillas están en su sitio correspondiente, pero todas vacías, como si nadie las hubiera movido en años. Un mayordomo llama a la puerta y entra con la cena, le sirve al hombre una sopa sin decir una palabra. Se marcha, dejando la puerta abierta. El hombre sopla la sopa porque está muy caliente, la remueve con la cuchara. De fondo se oye abrirse la puerta de la cocina, y después unas risas y voces que vienen desde ahí, de la cena de las cocineras, el mayordomo y demás servicio. Se oye cerrarse la puerta de la cocina.

Los comentarios están cerrados.