Mirando al sur

Nunca había vivido tan al norte del mundo. No me había dado cuenta hasta ahora, hace un minuto. No me paso los días mirando al sur, hay que mirar hacia delante. A veces vuelvo la cabeza y miro al sur, los del sur me sonríen con sentimientos mezclados. Los del sur me dicen que les salude todos los días, con señales de humo si puede ser. Puedo intentarlo, no será todos los días, que mi reloj adelanta. Pero será.


(Tonbridge, marzo de 2004)

Los comentarios están cerrados.