Canicas y piratas

Nino era original. Cuando todos sus compañeros de colegio coleccionaban cromos, él coleccionaba tarrinas de yogurt. Cuando los demás coleccionaban chapas, él se quedaba con las botellas. Nino era original, eso decían sus amigos. También decían que era un poco aburrido eso de coleccionar botellas y tarrinas de yogurt si no tenía a nadie con quién cambiar las repetidas. El día que sus amigos empezaron a coleccionar canicas, Nino comenzó a coleccionar piratas. Su mejor amigo, Sergio, tenía la mejor colección de canicas de clase. De todos los colores, verde normal, verde claro, verde agua, verde oscuro, verde esmeralda. Y así. Brillantes, difusas, con puntitos, tricolores, de goma. Por cada canica nueva de la colección de Sergio, Nino añadía un pirata nuevo a la suya. Para cada pirata se inventaba un nombre y una cara. Hacía dibujos, y por detrás escribía una corta biografía del pirata narrando su “lúgubre pasado”. Tenía un montón de piratas, uno por cada canica de Sergio.

de Antoine de Saint-Exúpery, El Principito

Capítulos 5 y 6 Cada nuevo día, me aportaba algún otro dato acerca del planeta, la partida, el viaje. Durante el tercer día me enteré del drama de los baobabs. Fue gracias al cordero, pues el principito me preguntó inquieto, como invadido por una gran duda: -¿Es cierto que los corderos comen arbustos? -Sí, claro. Comen arbustos. -¡Ah! ¡Qué alegría me da saberlo!

de varios autores

´Tomamos extrañas medicinas para mejorar nuestra salud, por lo que debemos tener extraños pensamientos para fortalecer la sabiduría.ª Aldiss, Brian ´Vieja madera para arder, viejo vino para para beber, viejos amigos en quien confiar, y viejos autores para leer.ª Bacon, Francis

de Alejandra Pizarnik, Sueño

Estallará la isla del recuerdo. La vida será un acto de candor. Prisión para los días sin retorno. Mañana los monstruos del buque destruirán la playa sobre el vidrio del misterio. Mañana la carta desconocida encontrará las manos del alma.